ventajas y desventajas de la carga rapida

Ventajas y desventajas de la carga rápida

La carga rápida se ha convertido en un elemento infaltable en los Smartphones y tablets de última generación. Cada día son más los modelos que incluyen esta función. Sin embargo, es interesante saber cuáles son las ventajas y desventajas de la carga rápida.

Todos debemos estar informados pues últimamente notamos cómo su uso se está extendiendo a todas las gamas del mercado. De este modo, podremos sacarle el máximo provecho a la carga rápida y tomaremos las debidas precauciones. Veamos primero en qué radica el atractivo de esta función.

Ventajas y desventajas de la carga rápida

Sin duda alguna, disponer de la carga necesaria en nuestro dispositivo móvil en unos pocos minutos es una ventaja innegable. De hecho, es vista en general como una prodigiosa solución para cargar el teléfono de un modo sencillo y eficiente.

Ventajas de la carga rápida

Indudablemente, la carga rápida es clave para los productos con movilidad, como es el caso de nuestro Smartphone. Mientras más le dure la carga menor será la dependencia de cables y tomas de corrientes. Es por tanto, una opción ideal si vamos de viaje o usamos el teléfono constantemente debido  a nuestro trabajo.

De hecho, ahí radica la principal ventaja de la carga rápida: la velocidad con la que el móvil se carga. Hoy en día, hay modelos con esta tecnología, que en tan solo unos 45 minutos se han cargado por completo.

Además, con el acceso a la carga rápida evitamos que la batería llegue a su mínimo de rendimiento lo cual es perjudicial. Por eso, esta función es ideal para mantener nuestros dispositivos a punto y a la máxima efectividad.

Cómo protege la carga rápida nuestro dispositivo móvil

Es un alivio saber que el sistema de carga rápida regula la potencia e intensidad que el cargador suministra al móvil. Esto hace que en los primeros minutos la carga sea más rápida, pero a medida que la carga avanza baja la intensidad.

Esto es precisamente esto lo que protege la integridad de la batería, evitando que haya sobrecargas. Pero no todo es color de rosa. Veamos las desventajas de esta función.

Desventajas de la carga rápida

Es importante tener en cuenta que el uso descontrolado de la carga rápida puede provocar algunas complicaciones en los Smartphone y tablets. ¿Por qué decimos esto? Pues veamos primero cómo funciona.

Cómo funciona la carga rápida

Si logramos entender cómo funciona la carga rápida, entenderemos también cómo y por qué puede resultar perjudicial para nuestro móvil.

La tecnología de carga rápida actual consiste en un aumento del voltaje y el amperaje de los cargadores. Debido a esto, su uso indiscriminado pudiera causar el sobrecalentamiento de los componentes del terminal en cuestión. Todo ello puede ocurrir incluso aunque usemos cargadores y cables oficiales.

La carga rápida ocasiona desgaste del hardware, y no solo ello, la intensidad aportada a la batería genera casi siempre un mayor agotamiento de la misma, reduciendo su vida útil considerablemente.

Soluciones en proceso

Conscientes de ello, los fabricantes tienden a aminorar estos problemas con una reducción de la potencia y la intensidad. Asimismo, se está trabajando en solventar algunos de los problemas mencionados. Y constantemente se busca mejorar la resistencia y capacidad de los módulos de las baterías.

Usar la carga rápida o no usarla

Podemos concluir que la carga rápida no es dañina para nuestros dispositivos móviles. Sin embargo, sí lo es, si la usamos de modo indiscriminado. Después de analizar las ventajas y desventajas de la carga rápida podemos recomendarte que la uses solo cuando sea necesario.

 

 

[Total:0    Promedio:0/5]